Fuerteventura es un lugar lleno de sorpresas, es la isla más salvaje de las Islas Canarias, repleta de volcanes, playas kilométricas, tierra roja… Si buscas relax, aventura, buen rollo, paisajes de otro mundo y una gastronomía exquisita, este es tú lugar.

Sus increíbles playas

De norte a sur, por toda la isla encontraras playas ideales para disfrutar. En resumen, que hay de todo y para todos gustos. Aquí te recomendamos 3 imprescindibles:

Playas de Corralejo:  en el norte conviven las dunas con kilómetros de playa alrededor, un paisaje digno de ver. Las grandes playas de Corralejo poseen una longitud de casi 4 kilómetros y una anchura media de 60 metros. Sus aguas, limpias, transparentes invitan a hacer submarinismo para disfrutar de la amplia biodiversidad Marina.

Cofete: una playa que te dejara con la boca abierta, situada en el sur de la isla. Para llegar a ella deberás conducir por un camino complicado, pero merecerá la pena te lo aseguramos. Rodeada de montañas, arena dorada virgen, sus 12 kilómetros de longitud y su fuerte oleaje hacen que sea una de las playas más atractivas de la isla.

Sotavento: en las playas de Jandía, situada en el sur de Fuerteventura, encontrarás esta espectacular playa, ideal para practicar surf, Kite o Wind surf por su fuerte viento. Ese es su único inconveniente en los meses de verano este es muy fuerte y es imposible estar en la arena, pero siempre podrás dar un largo paseo por su infinito arenal. Con sus más de 5 kilómetros de largo, se caracteriza por el lago que se forma en la mitad de la arena entre las subidas y las bajadas de la marea.

Las Cuevas de Ajuy

Todo un recorrido por la historia geológica, estas cuevas constituyen las formaciones más antiguas de las Islas Canarias. Tendrás que recorrer un sendero de algo más de 20 minutos para llegar a las espectaculares grutas, Ajuy es de los pocos lugares en los que se puede observar la corteza oceánica tal y como se formó hace 70 millones de años. Además, la visita a estas cuevas es totalmente gratuita.

Un recorrido por los faros

Un invento del hombre para guiar a los marineros en su larga lucha contra el oleaje. En Fuerteventura tienen lugar muchos de estos románticos edificios, hay unos cuantos que merecen la pena visitar, el Faro del Tostón, el Faro de la Entallada, el faro de Punta Jandía y el de Punta Pesebre. Todos están situados en preciosos entornos que estamos seguros que te enamoraran.

Miradores

Lo más seguro es que para disfrutar de esta isla hayas alquilado un coche, por eso aprovéchalo al máximo, sal a recorrer todas las carreteras y para en todos los miradores que puedas, ¡no te arrepentirás! El mirador de las Peñitas y el de Corrales de Guize son dos en los que debes detener el coche si o si, y observar un buen rato el bello paisaje que te rodea. Además, esta carretera (FV-30) te llevara a otro punto de interés de la isla, al pueblo de Betancuria el más bonito de la isla.

La gastronomía Majorera

¿Sabías que en Fuerteventura hay más cabras que habitantes? Es por ello por lo que el queso Majorero (el queso autóctono de la isla) es una seña de identidad de Fuerteventura. Por eso, no puedes abandonar la isla sin probar este delicioso alimento.

El pescado (fresquísimo), como os podéis imaginar es algo que no falta en ninguna carta de los restaurantes de la isla. Las papas “arrugás” también con sus diferentes mojos, al igual que la carne de cabrito son otros de los platos típicos a los que no podrás resistirte.

Dejar un comentario