¿Sabías que más de la mitad de los habitantes del planeta vive en ciudades? ¿Y tú xplorer, eres urbanita? Aquí encontraras un pequeño resumen de las mejores cosas que hacer en 3 diferentes urbes del mundo.

MÚNICH

La capital de Baviera es una de las ciudades que no puedes perderte si tienes pensado viajar a Alemania.  Cuando hablamos de esta ciudad siempre nos viene a la cabeza la cerveza. Sin embargo, no deja de ser un destino lleno de catedrales barrocas, renacentistas, palacios y maravillosas estructuras. La zona centro cuenta con muchísimos parques y jardines en los que podemos descansar después de haber finalizado un día de turismo por la ciudad.

Visita la Residencia de Múnich y piérdete por sus edificios, patios y jardines del siglo XIV ¡menudo lujo!  En su fachada encontraras cuatro leones que según las leyendas populares traen suerte si se tocan. Múnich te ofrece un sinfín de maravillas arquitectónicas como la Plaza Mayor, en el que se encuentra el edificio gótico del Nuevo Ayuntamiento. Cada día tiene lugar la “danza de Cooper” en el que unas figuritas bailan al ritmo de la música.

Si estás pensando en descansar un rato, un lugar estupendo para hacerlo y saborear una buena cerveza tranquilamente es el Englischer Garten, uno de los parques urbanos más grandes de Europa. Incluso, si buscas algo más emocionante, también podrás encontrarlo aquí, como, por ejemplo, surfear en el río que rodea el parque.

Por último, si te gusta el mundo motor no puedes perderte el Museo BMW, en el que podrás disfrutar de la historia de la marca y admirar todos sus coches.

NUEVA YORK

Nueva York es una ciudad en la que puedes hacer mil cosas, resulta muy difícil aburrirse allí. La ciudad que nunca duerme te deja con la boca abierta desde que pisas por primera vez su asfalto y miras hacia arriba para contemplar sus vertiginosos edificios.  

Podrás visitar sus puntos más simbólicos como Times Square, el Empire State Building o la Estatua de la Libertad, pero como buen urbanita no puedes dejar de recorrer sus barrios más auténticos como Harlem o Queens, subir a los emblemáticos miradores y visitar museos gratuitos para sentirte como un verdadero neoyorquino.

Te proponemos que te acerques al Museo Metropolitano (MET), uno de los museos de arte más representativos del mundo, en el que podrás disfrutar de impresionantes obras de pintores como Monet, Rembrandt… pero si eres más de arte moderno preferirás visitar el MoMA, y contemplar obras maestras de Picasso, Dalí, Andy Warhol y muchos más.

Para aprender sobre cultura y tradiciones de la población neoyorquina te tendrás que adentrar en barrios como el SoHo conocido por ser la antigua zona industrial. Otro característico, es el barrio Harlem, un barrio multicultural en el que te recomendamos escuchar en alguno de sus bares algún concierto de Jazz o asistir a una misa Góspel en alguna de sus innumerables iglesias. En cambio, si te gusta lo más turístico tienes que darte una vuelta por Queens, te darás cuenta enseguida que cada habitante del barrio es originario de una parte diferente del mundo, aquí te recomendamos hacer un tour para conocer las maravillosas historias y anécdotas que esconde este maravillo distrito.

Para finalizar con Nueva York hay una actividad que no puede faltar en tú itinerario: el Staten Island Ferry. Este barco es gratuito y os aseguramos que os encantara, prepara la cámara y disfruta de las vistas del skyline.

BUDAPEST

Conocida como la perla del Danubio, una ciudad que impresiona a primera vista, tanto con la luz del sol como sin ella y que no deja indiferente nadie.

Para disfrutar de las mejores experiencias que ofrece la ciudad tienes que empezar por madrugar e ir a primera hora del día al Parlamento de Budapest, situado a orillas del río, es un símbolo emblemático de esta ciudad. Déjate impresionar por su fachada neogótica y por su impresionante interior recubierto por mármol y oro. Al salir del parlamento aprovecha y acércate al río a ver el emotivo monumento Zapatos en el Danubio, en memoria a los judíos asesinados en la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué es de lo primero que se te viene a la mente si escuchas Budapest? Nosotros los sabemos: sus balnearios, no es de extrañar es conocida como la ciudad de los balnearios. Nosotros te recomendamos visitar uno de estos dos, el primero es el famoso Széchenyi, el balneario más grande de Europa, puedes aprovechar y visitarlo de noche ya que cuenta con horario nocturno, es una experiencia única. El otro balneario que no te puedes perder es Gellert, uno de los más fotografiados del mundo, no es de extrañar con su estilo elegante y de art Nouveau.

Y si necesitas un momento de relax y quieres rodearte de naturaleza en plena ciudad, no dudes en visitar el Parque Verosliget, es perfecto para desconectar después de un día pleno, puedes pasear por sus senderos, alquilar una barca, patinar sobre hielo (únicamente disponible en invierno), o ver el Castillo Vajdahunyad que se encuentra en este maravilloso entorno natural.

Si al final del día te apetece darte un caprichito, te aconsejamos que te tomes una buena taza de café en la Pastelería Gerbeaud. Los cafés en Budapest se empezaron a consumir entre las dos guerras mundiales. Hoy en día, y gracias a la pasión de los húngaros por los dulces, esta ciudad cuenta con algunas de las mejores confiterías y cafeterías de Europa.

Dejar un comentario